QUIEN SOY

 

 

Soy un ciudadano del mundo, de nacionalidad dominicana, nacido en la cordillera más escarpada del país, hogar de la montaña más alta de Las Antillas, el Pico Duarte, donde nace el 80% de los ríos dominicanos. Soy serrano por nacimiento.

Lugar de hermosos amaneceres, fragancia a pino, clima sanador y elevado a más de 500 metros sobre el nivel del mar, como si quisiéramos tomar el cielo con las manos. Tierra  donde las aves cantan a toda anchura, habitado por gente de sobrada amabilidad y sencillez.

 

Alguien dijo, con sobrada razón, que San José de las Matas es el lugar más cercano al cielo, o mejor dicho, las Matas está en el cielo.

 

Mi hogar es mi comprensión y mi vestimenta el amor.

Eso soy: Un producto de ese hermoso arcoíris de superlativa belleza llamado San José de las Matas.

 

Junto a la belleza con que Dios ha premiado a estas ubérrimas tierras, está la belleza que no envejece ni se maltrata: El noble corazón de  sus pobladores, que siguen la sacrosanta costumbre de cuidar su hábitat, el cual ha purificado su alma sana y solidaria, como lo hacen sus hermosos y fríos ríos, que bajan cantando por los despeñaderos, igual que  los jilgueros y las perdices.

 

De profesión arquitecto, constructor y empresario; de vocación un consagrado al despertar espiritual.

No tengo límites.

No tengo edad.

 

Una vez escuché que alguien escuchó en una conferencia: “Que ella era una hija amada de Dios y que, por tanto, no heredaba enfermedad”. Esa verdad que hizo eco en el corazón de aquella mujer débil y enferma, que al asistir a esa conferencia, salió de allí con una idea que salvó su vida. Padecía  lo que para ese entonces era una enfermedad incurable y, por tanto, una condena a muerte.

Es esa Verdad, la cual he hecho mía, es inherente en cada uno de nosotros, lo que sirve de motor impulsor para modelar mi vida.

 

 ¿Por qué hago esto?

Estamos en el umbral de un nuevo cielo y una nueva tierra. Para estar a la altura de las circunstancias necesitamos un mayor fluir del espíritu y un reconocimiento de que la fuente real de  vida está dentro de nosotros.

Cual profeta moderno, siento un impulso irresistible de compartir mi experiencia de vida, de cara a sucesos y eventos cotidianos analizados  con un trasfondo espiritual, que desde una perspectiva inusual, (reconociendo la luz del Cristo en todo y en todos, como un gran poder omnisciente…pero adormecido). Deseo provocar en ti el reconocimiento de que Dios es la esencia misma de todo lo que vemos y más aún…lo que está dentro de nosotros. 

Con la sana y única intensión de ayudar a mover consciencias hacia ese nuevo despertar que estamos compelidos (esto por supuesto incluyendo la mía) es la verdadera razón del porqué hago esto.

 

Lo que puedo hacer por tí

Te aseguro que si estás leyendo esto no es por pura casualidad. En algún momento de nuestras vidas pactamos este encuentro sagrado, porque nada ocurre al azar.

En realidad no puedo hacer nada por ti que tú mismo no esté dispuesto a hacer para ti mismo.

No es mi deseo cambiar nada en ti. Con estas crónicas esperanzadoras tan sólo te quiero mostrar una cosa: si te comprometes al espíritu de Dios en ti, Él haría lo demás.

Te invito a que mires más allá de la teología: Sólo despiertas y estimulas el uso correcto del poder que Dios te ha dado. Y para ello, simplemente, no sigas viviendo a la vieja manera.

Una cosa sí sé; si confías en la guía de tu alma, esta te llevará a su destino espiritual.

Mi único mensaje es: no hay límites, por tanto, no te lo impongas.

Este proyecto es un reto  a vivificar la fe genuina. Mi única intensión es oxigenar la atmósfera de tus  días.

 

¡Dios te bendice!

San José de Las Matas

Rafael Inoa

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos