Auto Sanación


Reflexión: Me quiero referir a un tema poco conocido y poco tratado. Es al hecho irrefutable del poder sanador de nuestro cuerpo ante enfermedades y accidentes. Esto es un tema bien conocido por los galenos y se le denomina auto curación involuntaria. Ella opera simplemente a través del tiempo.


Cuando un organismo sufre un colapso, producto de enfermedad, cortadura o contusión, inmediatamente las células lanzan una alarma, y con una extraordinaria eficiencia, se despliegan al unísono, en una danza de amor y solidaridad con la sola intención de restaurar la salud. O sea que nuestro cuerpo está, cada vez que las circunstancias lo requieran, haciendo remisión de enfermedades.

Si el evento supera la capacidad innata sanadora del cuerpo, entonces éste lanza una alarma general hacia el exterior (fiebre, absceso, dolores, hinchazón, entre otros) como "pidiendo ayuda" antes de colapsar completamente. Recuerda este axioma: todo lo que llama tu atención está tratando de decirte algo. (!Y literalmente el cuerpo te avisa!)


Es en este punto cuando comienzan a aparecer "síntomas de enfermedad". A partir de este momento debemos visitar a nuestro médico de cabecera en busca de ayuda. Hasta ahora hemos hablado de curación: que es la restauración de la salud o desaparición de síntomas.

También existe la posibilidad de una curación integral, holística que implica la erradicación total de la enfermedad, porque va a las raíces, o causantes de la misma. Es una extirpación radical de la inarmonía que nos aqueja y trabaja atendiendo al cuerpo y la mente armonizándola con el espíritu en nosotros: se llama sanación y es el método por excelencia empleado por el Maestro Jesús.


Cuando la persona se trata con sanación recibe una transmisión de energía que reestructura y reordena toda alteración, reactivando sus recursos naturales, y su sistema inmunitario. La Biblia narra muchos episodios de este tipo de curación: “Recorría Jesús toda Galilea…curando toda enfermedad y toda dolencia del pueblo”. Mateo 4:23


E incluso se cuenta de que quedó maravillado con el pedido del Centurión de curar a distancia: “Respondió el Centurión y dijo…solamente di la palabra, y mi criado sanará”. Mateo 8:8


Lo que te he dicho es que el cuerpo humano puede ser curado desde el exterior con medios materiales y desde el interior con medios subjetivos.


Hemos ignorado la sabiduría de nuestro cuerpo. Nos hemos desconectados de nuestra propia esencia.


Por ello te invito a la auto observación concienzuda de las interacciones de tu cuerpo-mente, punto de acceso a las dimensiones ocultas de la vida, de tu vida y su relación con toda la creación.


Que sanen todas tus relaciones.


¡Dios les bendice!


Entradas Destacadas
Entradas Recientes
Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

Síguenos

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle