"No Apaguéis el Espíritu" 1Tesalonicenses 5:19

04/04/2016

 

Reflexión:
 Cuando los habitantes de países pequeños como el nuestro (República Dominicana), donde casi nos conocemos todos, viajamos a las grandes metrópolis, son muchas las cosas que admiramos y nos producen asombro.

 

Restaurantes exquisitos, hermosas bibliotecas, show espectaculares, iglesias y catedrales majestuosas, hoteles suntuosos que bien pudieran ser ponderados en la lista de las maravillas del mundo, sus “downtowns” con sus edificios muy modernos y vanguardistas, tan altos que pretenden pinchar el cielo.

 

Pero es caminando por sus calles, o utilizando el subway, donde verdaderamente conocemos su cultura e identidad.

Visitando la gran urbe newyorkina (que es la ciudad más multicultural del planeta) y desplazándote por sus anchas calles y avenidas, puedes constatar el hecho de que todos los transeúntes parecen zombis, seres sin vida, siempre con mucha prisa, donde nadie se fija en nadie, donde poco importa lo que sea; inclusive ante una emergencia, accidente, o eventualidad, “nadie vio nada”, porque existe un gran vacío o ausencia (autoimpuesta) con mucha indiferencia en el entorno (que en lenguaje religioso se traduce como desamor).

 

Son ciudades deshumanizadas donde todos trabajan muy duro para tan solo mantener su existencia. La contaminación acústica y visual es descomunal y los excesos de estímulos visuales producen estrés y ansiedad. El impersonalismo es proverbial.

 

La permisibilidad u “open mind” (mente abierta) es tácita por aquello de la conjugación de raza y el respeto al derecho ajeno.

 

Es penoso ver como en el subway, las personas prefieren llevar periódicos, revistas, libros y ahora los celulares inteligentes para escuchar música, leer en sus trayectos, ¡o simular que lo están haciendo; tan solo para evitar rostros, choque de mirada, un saludo, e incluso, "evitar un problema”. Allí la extravagancia campea por sus fueros, e inesperadamente podemos ser testigos de las más disimiles expresiones de arte callejero. La verdad se vive en un estado de pura enajenación.

 

Pareciera ser necesario que para cohabitar en una de estas ciudades es requisito fundamental erigir un peligroso y dañino muro, que más que protegerte crea una lamentable separación con el otro e inclusive contigo mismo.

 

Es muy cierto que Jesús nos invita a “cerrar la puerta” pero esto, para hacer un trabajo conscientemente de oración-meditación y que busca “alumbrarte”; pero esta acción ciudadana es un trabajo inconsciente, que busca “apagar tu luz”, volverte anónimo, quitar tu identidad.

 

El Apóstol que representa la fe, Pedro, previendo esto, escribió hace más de dos mil años: “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.”

 

En lo personal me encantan las ciudades cosmopolitas, por la gran variedad de ofertas para todos los gustos. Pero solo de visita ¡Para aumentar mi acervo cultural!

 

Prefiero una ciudad donde cualquiera, en cualquier lugar te aborda con un tema: política, deporte, economía, farándula, ¡Porque todos somos expertos en todo!

 

Prefiero una ciudad donde una joven, desesperanzada, dícese, por un embarazo no deseado, se lanza al vacío en un paso a desnivel, en una de las zonas de tránsito más neurálgico, con fines suicidas, y un joven acude a socorrerla y no se separa de ella aun llegando los paramédicos del 911, e incluso desplazándose en la mismísima ambulancia hasta el centro hospitalario para cerciorarse de que todo estaba bien.

 

Este episodio narra vívidamente el mandato supremo dado por Jesús: “Un mandamiento nuevo os doy: que os améis unos a otros…”

 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos