Como una Veleta

01/08/2016

 

 

Reflexión:

Una veleta es un dispositivo giratorio que indica la dirección del viento.

Se ornamenta con una figura de algún animal. El más usado es el gallo como símbolo del cristianismo, emblema del Apóstol Pedro.

La cruz con los puntos cardinales está fija y el señalador o flecha (junto con el gallo u otra figura) gira libremente traída y llevada por el viento.

 

Esta es la misma imagen de nuestras vidas: ¡COMO UNA VELETA!

 Jesús conocía esto: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Mateo 9:36

 

Andamos por ahí incluso a veces con metas y propósitos, pero no pasamos de ser una veleta a merced de las circunstancias externas y situaciones que llegan a nuestras vidas.

 

Casi todos hemos escuchado decir, o decimos, que no venimos con instrucciones  debajo del brazo (como todos los componentes modernos que traen en sus cajas instrucciones), que tenemos que ir sorteando todo tipo de experiencias para buscar “nuestro norte”.

 

Realmente esto no es cierto. venimos con una guía infalible y es la intuición. Pasa que estamos cubiertos por tantas y tantas capas de ignorancia que hemos olvidado nuestro linaje divino. En nosotros está escrito y tatuado el mapa que nos lleva a nuestro real tesoro, de regreso a casa…a Dios.

Todo cuanto necesitamos saber ya está en nosotros: “Pondré mis leyes en la mente de ellos,
Y sobre su corazón las escribiré” Hebreos 8:10

 

Resulta muy interesante lo que nos dice Charles Fillmore sobre la intuición: “Capacidad del conocimiento natural. Conocimiento interior; la aprehensión inmediata de la Verdad espiritual sin dirigirse a los medios intelectuales. La sabiduría del corazón. Con respeto a guía es mucho más segura que la del cerebro”.

 

Nunca he entendido como es que las religiones cristianas insisten tanto en los versículos Bíblicos donde se deja entrever que Jesús es el camino para llegar a Dios (¡y es cierto!) pero se olvidan y sufren de amnesia con  cuestiones fundamentales dichas por el Maestro Jesús que nos elevan a la categoría de ciudadanos de los cielos ¿Por qué? ¿Por qué?

 

Se nos ha hecho creer que somos creaturas llenas de pecados, indignos y miserables,  y es cierto que hay pasajes de “Las Escrituras” con esas referencias; pero no es menos cierto que existen cientos y cientos  de citas que afirman, entre otras cosas, que es nuestra herencia divina ser uno con Dios.  

 

Me regocijo con esta: “Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra”. Salmos 8:5

 

Leamos: “Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: YO DIJE: SOIS DIOSES?” Juan 10:34 

 

Y Pablo no se queda atrás: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1 Corintios 3:16

 

Deberíamos ponderar la educación inicial o infantil para comenzar a enderezar lo que tiene tanto tiempo torcido.

 

Tenemos por ejemplo la vida escolar de los niños en Japón, que durante sus tres primeros años reciben solo formación, modales, urbanismo, religión y todo lo que tenga que ver con lo básico para el bien vivir, para conectar con la naturaleza, explorar el valor sagrado en ellos (y que a nosotros se nos niega); y ya afianzados estos principios fundamentales, entonces, y solo entonces, inicia su alfabetización.

 

En cambio a nosotros se nos educa para obedecer a las instituciones, a las personas mayores, a la religión oficialista, una diatriba sin derecho a cuestionar, ahogando el impulso interior que nos revela cosas (a ser veletas de vientos distorsionados, pérfidos, que solo nos llevan a lo irreal y perecedero).

 

¿Y tú, imagen y semejanza de Dios o un vil gusanito de la tierra?

 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos