DE ESPALDAS AL MUNDO

05/09/2016

 

Reflexión:

En muchas denominaciones cristianas se promueve vivir una vida de espaldas al mundo, sus creyentes son adoctrinados para ver a la sociedad y sus integrantes como impíos, enemigos y desviados, desarrollando una interacción casi nula con sus semejantes. Ven al mundo con mucha apatía y desagrado.

Son pesimistas, excluyentes e intolerantes, pues se consideran solo ellos salvos.

 

Otras, son más liberales y permiten a sus miembros limitar su práctica religiosa a los domingos, pudiendo pasarse toda la semana infringiendo incluso hasta las leyes del buen convivir. Solo basta pedir perdón, confesar los hechos y seguir adelante hasta la próxima semana…tienen muchos adeptos y seguidores, porque su plan de salvación es muy acomodaticio, como un traje hecho a la medida.

 

Unos terceros promueven lo que se denomina el “evangelio de la prosperidad”. Aseguran que la abundancia está a la puerta de todos, basta con donar tus bienes como prueba de fe, mientras más, mejor. Aceptan cheques, joyas valiosas, automóviles, títulos de propiedad, salarios a cobrar y puedes incluso "donar" con tarjetas de crédito  o de débito. Te aseguran que con tan solo ese pequeño sacrificio Dios abrirá las ventanas de los cielos derramando bendiciones  en sobreabundancia.

Son motivados por un discurso altisonante y ensordecedor, toda una arenga donde hábilmente tocan tus emociones llevándolas al paroxismo e indefectiblemente acompañada de una melodía celestial con coros angelicales ¡todo un espectáculo!

Es curioso ver a sus líderes vistiendo de modistos famoso, vehículos de lujo, casas extravagantes. Son asiduos de la farándula y se codean con  la clase política. Son verdaderas figuras públicas.

 

Pensamos que no es necesario vivir de espalas al mundo, a menos que desees llevar una vida mística, de completa comunión con Dios, y enclaustrado (como los monjes) en un lugar destinado para esto.

Jesús sí nos habló del cuido de nosotros, de estar alerta al peligro y la amenaza que nos ofrece el mundo:

“Pues qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?” Lucas 9: 25

 

Charles Fillmore describió el mundo como: “Creencia en la realidad de las cosas externas. Esto nos lleva a seguir patrones de vida basados en las opiniones de los hombres en lugar de seguir la Verdad. Vencemos al mundo al negar que tiene cualquier poder sobre nosotros y al afirmar libertad en Cristo.”

 

Por alguna razón estamos dotados de un cuerpo físico en un mundo material. Intuyo que si le damos las espaldas al mundo estaríamos evitando la oportunidad de crecimiento.

Que si vivimos de espaldas al mundo lo único que conseguiremos es tropezar.

 

¡Vivamos! pero con comedimiento, disfrutemos, pero sin dañar ni dañarnos: “Todo es lícito, pero no todo es de provecho”. 1 Corintio 10: 23

 

¿Y tú, reconoces a Cristo en el otro sin cortapisa o solo en la iglesia y en los tuyos?

 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos