ÁNGELES II


Reflexión:

Hebreos 2:7 hace eco de una impactante declaración de nuestra propia identidad con relación a los Ángeles: “Le hiciste un poco menor que los Ángeles, le coronaste de gloria y de honra, y le pusiste sobre las obras de tus manos.” Salmos 8:5


La autoridad más importante y el principal teórico angelical es “Pseudo Dionisio el Areopagita” personaje griego convertido al cristianismo por Pablo en su famoso discurso en el Areópago atenienses. Lo de Pseudo es debido a que se sospecha que un personaje bizantino del siglo IV usurpó el nombre de aquel.


Este discípulo aventajado de Pablo, basado en la cita de Colosenses 1:16: que habla de tronos, dominios, principados y potestades; construyó un andamiaje clasificativo a través de un esquema de tres jerarquías, o tríadas de Ángeles que es un referente en toda la cristiandad.

- Primera jerarquía: Serafines, Querubines, Tronos.

- Segunda jerarquía: Denominaciones, Virtudes, Potestades.

- Tercera jerarquía: Principados, Arcángeles, Ángeles.


La narrativa Bíblica, específicamente en el Antiguo Testamento hace mención de la figura de “el Ángel del Señor”.

La identidad precisa de “el Ángel del Señor” no es proporcionada puntualmente en la Biblia. Sin embargo, hay muchas “claves” importantes para su identidad. Parece que cuando se usa el artículo definido “el” es para especificar un ser único, separado de los otros ángeles. “El Ángel del Señor” habla como Dios, se identifica a Sí Mismo con Dios, y ejerce las responsabilidades de Dios, por lo que entendemos que se trata de una teofanía (manifestación de Dios).


Es conmovedora la historia Bíblica de Jacob luchando con “el Ángel del Señor” en Peniel: al final Este le dijo: “Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices”.


Ahora nos gustaría hablar de los Ángeles desde otra perspectiva u óptica:

Una explicación científica para los Ángeles nos la da Carl Gustav Jung quien pensaba que los ángeles son “un complejo de energía”.

Para Charles Fillmore un Ángel es un pensamiento que viene de lo alto, una idea divina que llega a ti para cuidarte (Miguel), para sanarte (Rafael), o para darte un mensaje (Gabriel).


Sería una conexión divina donde no interfiere nuestra personalidad, y aunque es una experiencia mística, es mucho más común de lo que pudieras pensar, aun hoy día.

Charles Fillmore dice que un Ángel es: “Un mensajero de Dios; la proyección en la consciencia de una idea espiritual directa de la fuente, Jehová”.


Él también nos dice que el oficio de los Ángeles (ideas divinas) es “Proteger, dirigir y redimir las fuerzas naturales del cuerpo y la mente”.


Hoy día la angelología (su estudio y manifestación) es más conocida en medios esotéricos, grupos místicos, lecturas de cartas y tarot, expresiones religiosas populares (donde muchas veces los Arcángeles, sobre todo Miguel, adquieren nombres locales).


Aunque me atrevería a afirmar que no obstante en desuso, de una u otra manera, todos nosotros creemos en ellos…y en su guía.


Y tú, si sientes cerca un barullo y no sabes qué es, es un Ángel llegando, aunque no lo ves ¿Lo crees?

¡Dios les bendice!

Entradas Destacadas
Entradas Recientes
Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

Síguenos

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle