Con el agua al cuello

26/09/2016

 

Reflexión:

 Esta expresión popular significa una situación de extrema dificultad financiera, aunque puede ser de salud u otra índole.
Es innegable que la sociedad en que habitamos hoy está en un proceso de cambio  y por tanto muy convulsionada.


No hay ninguna duda que el mundo que vivimos es real, o mejor dicho muy real, más hay una realidad superior a todo esto y es el reino del Espíritu.


Jesús nos insta a que no nos anclemos en esta realidad inferior cuando nos dice: "No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompe, y donde ladrones minan y hurtan; más haceos tesoros en el cielo..." Mateo 6:19-20


 

Tenemos dos impactantes historias:

1.- Dios prolongó la vida del rey Ezequías por quince años, más allá de su destino, habiéndole llegado su hora final, le oró a Jehová-Dios y sus días fueron prolongados. Como señal de su obra, Dios retrocedió el tiempo diez grados en el reloj de Acaz (cuarenta minutos).


2.- Jabes, fue un varón de Dios que oró por bienestar, libración y cuido y su pedido fue correspondido.

 

La física cuántica apunta que lo físico o material tiene mucho de espejismo, que es más bien un reflejo de nuestras mentes, que una partícula sub atómica tiene comportamientos diferentes cuando es observada (sugiriendo que la consciencia afecta la materia).

 

El hallazgo más importante de las ciencias físicas es la dualidad ondas-partículas. A un nivel molecular una masa puede ser energía y una energía puede ser masa (principio de la equivalencia) o sea que materia y energía son la misma cosa.

No obstante en espíritu nosotros sabemos que los deseos de nuestros corazones pueden modificar incluso nuestra conformación genética y desde hace un tiempo se habla de ADN espiritual.


Entonces podemos ver que nuestra realidad física puede ser modificada por nuestra realidad espiritual.


Es necesario señalar que la realidad espiritual más que en un cielo lejano tiene una ubicación bien definida, y es dentro de ti mismo.
Establécete en ese reino y no dependas más de voces agoreras, o cantos de sirena. No aceptes diagnóstico médico o financiero sin antes buscar respuesta en la oración, porque al fin y al cabo para Dios, nada es imposible.


Las historias Bíblicas narradas, por un lado, y la física cuántica, por el otro, nos dejan ver, que una “realidad” visible y palpable puede ser modificable con oración (Biblia)  o con observación-meditación (física cuántica).

 

La clave nos la da Charles Fillmore y se trata del discernimiento.

Nos dice que discernimiento es: “Ver a través de las apariencias  y reconocer la realidad de la omnipresencia”.

 

Por tanto estamos dotados de dos grandes transformadores, la oración y el entendimiento (discernimiento) que es una fe comprensiva.

¡Tenemos el poder de hacer lo aparentemente imposible!

 

¿Y tú, vives confiado en la realidad inferior o en la superior?

 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos