TU CUERPO

17/10/2016

 

Reflexión:

Dios creó la idea del cuerpo, y el hombre con su pensar la manifiesta.

Charles Fillmore dice: “El cuerpo  es la expresión externa de la consciencia; la parte pensante del hombre manifestada. Dios creó la idea del cuerpo como un organismo que se perpetúa y renueva”.

 

 

Transcurrida algunas décadas desde la muerte de Jesús  y queriendo imitar su sufrimiento en la cruz, se creía necesario que para llevar una vida santa, pura y elevada se debía mortificar el cuerpo flagelándolo, sometiéndolo a torturas, escasez de alimento y abandono. Así nació el monacato o sistema de monjes.

 

Hoy día existe otra manera igual de nociva de dañar el cuerpo,  con la complacencia de los sentidos: comiendo en abundancia, salado, picante, azúcares, grasas,  ingiriendo bebidas alcohólicas o sustancias controladas. Otros lo hacen durmiendo muy poco o durmiendo mucho.

 

La sabiduría del cuerpo es algo ya comprobado por la ciencia.

Se consideraba que la capacidad de la inteligencia era exclusiva del cerebro, pero se ha descubierto indicios de inteligencia en el sistema inmune y luego en el digestivo. Ambos se valen de moléculas mensajeras especiales que circulan por todos los órganos llevando información desde o hacia el cerebro pero que también actúan de manera autónoma.

 

Los  glóbulos blancos distinguen entre bacterias invasoras y partículas inofensivas viajando por el torrente sanguíneo lejos del cerebro.

Las reacciones del estómago son tan confiables como el cerebro. Las células del colon, del hígado y del estómago también piensan, sólo que no lo hacen en el lenguaje verbal del cerebro.

No existe una sola máquina comparable con el nivel de perfección físico del cuerpo Humano.

 

Se ha edificado un culto y una moda: el cuidado excesivo del cuerpo a través del "fitness" y "personal traning", donde erigimos un templo para el cuerpo y le llamamos  "gym" o gimnasio, donde todos y todas procuran desarrollar un cuerpo perfecto e ideal de acuerdo a la cultura occidental.

 

La idea es, cómo perpetuar la juventud de manera artificial y forzosa, trayendo a veces consecuencias fatales.

La verdadera belleza viene del alma y es un reflejo de la paz y la armonía interna.

Cuando uso la perfecta palabra creo las bases para un cuerpo perfecto.

 

 

Al decir palabras amables hacia nuestro cuerpo, dando gracias por la perfección de este, por ser el recipiente adecuado para nuestra alma y espíritu se crea una corriente de vida que restaura y restablece desarmonía y afecciones en el mismo.

 

¿Y tú, vives con consciencia de que tu cuerpo es sagrado?


 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos