EL EFECTO PLACEBO

28/11/2016

 

Reflexión:

Placebo viene de una palabra latina que significa “complacer”. No es más que el uso de una sustancia farmacológicamente inerte, inocua, pero que produce un positivo efecto fisiológico.

 

¿Cómo es esto?

Para la investigación médica, el efecto placebo depende de un  grado de sugestión. Es el causante de que pacientes se curan solo si creen en la curación, no porque el método aplicado sea efectivo contra esa enfermedad.

 

La explicación que la neurociencia postula para este fenómeno se debe a la estimulación por medio de creer, de las zonas específicas cerebrales que influyen en la percepción de la salud.

 

Podemos trasladar este mismo efecto a los confines de la religión y darnos cuenta  que intérpretes Bíblicos  al desconocer la majestad, la gloria, la autoridad y autenticidad de Jesucristo torcieron muchas de sus enseñanzas reduciéndolas a un simple placebo bajo promesa de ganarse un cielo lejano y distante, a cambio de sufrimientos actuales ¡Esto es una barbaridad!

 

Esto produce un efecto anestésico con una secuela de vida somnolienta, degradada, frustrante y por demás muy provechosa para los menos (“los potentados”).

Nos aleja de la tremenda verdad de ser hijos de Dios, herederos de Su gloria. De que es Su complacencia darnos el reino, de que podemos ser felices aquí y ahora, sin importar lo externo, porque el reino de Dios está dentro de nosotros. Nada que ver con acumulación de cosas, de pertenencias.

 

Nos dice Charles Fillmore que: “Cielo es consciencia crística. El cielo está presente en todas partes. Es el ajuste ordenado y lícito del reino de Dios en la mente, el cuerpo y los asuntos del hombre”.

Mientras que Jesús le dio un lugar muy definido: “El Reino de Dios está entre nosotros” Lucas 17:21

 

Pienso que no había necesidad de engañarnos, era más sublime contarnos la Verdad ¡o ellos no la sabían!

 

Lastima ver personas humildes apostando a la lotería, a juegos de azar como una manera de buscar solución inmediata a lo que ya Jesús, los antiguos profetas y videntes  hace muchísimo tiempo nos dieron el remedio a esa “enfermedad”.  “Busca el reino de Dios…y lo otro se te añade”. Mateo 6:33

Recuerdas, tenemos el control de activar lo mejor o lo peor de nosotros.

 

¿Y tú, qué estás activando hoy?

 

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos