¿TUVO JESÚS MAESTRO?

12/12/2016

 

Reflexión:

Quizás vamos a zaherir a algunas personas con el tema de esta semana…no es nuestra intensión, más queremos traer luz, entender las cosas como realmente ocurrieron. No las impuestas por intereses mercuriales y dogmas interesados.  

 

En la tradición oriental  es común y hasta necesario que cada maestro auténtico proceda de un linaje espiritual que lo conecte con una divinidad o con Dios de manera ininterrumpida.

 Esto le da autoridad, legitimación y reconocimiento de la sociedad. Estos linajes reciben el nombre de “sucesión discipular”,  muchos de ellos tan antiguos que se pierden en las brumas del tiempo.

 

De seguro Israel no escapaba de esa costumbre, por ejemplo antes de su conversión Saulo (después Pablo) tuvo un maestro, el docto Gamaliel).

Según Mateo Jesús desciende de la casa de David y emparentado con Abrahán, el padre de la fe y del pueblo judío.

 

Siempre he tenido la inquietud de saber si Jesús tuvo a algún maestro, ya que linaje sí tenía.

No voy a entrar en diatribas ni argumentos estériles, ni especulaciones, sino que usaré la fuente universal por excelencia que nos enseña la vida del Maestro, la Biblia.

 

La vida pública de Jesús gravita sobre dos personajes con ascendientes de maestros.

Jesucristo fue endilgado, después de su resurrección, Sumo y Eterno Sacerdote según la orden del anciano místico Melquisedec.

También recordemos que Él da inicio a su ministerio público a partir de haber sido bautizado  por su primo Juan el Bautizante.

 

De hecho Jesús tomó como suyo el mensaje supremo de arrepentimiento y de la inminente venida del Reino de los Cielos de aquel profeta solitario y enérgico que predicaba en el desierto y bautizaba en el rio Jordán.  Aquel delegó en Jesús su trabajo y misión asegurando que “Él es el que viene después de mí, a quien yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia”.

 

¿Fue el intimidante Juan el Buatizante su maestro o atemporalmente el misterioso anciano Melquisedec?

No vemos una relación maestro-discípulo en ambos casos.

Por tanto pensamos que Su maestro fue Su propia divinidad, Dios en Él.

 

Jesucristo ejerció como Maestro y fue llamado así (raboni) unas 60 veces en las escrituras. Aunque fue conocido como sanador de las multitudes, los Evangelios nos relatan en detalle Su ministerio principal: enseñar las cosas de Dios.

¿Y tú, ejerces de maestro de tu vida?

¡Dios les bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos