Los Panes y los Peces

02/02/2016

Reflexión

El título de esta reflexión se refiere al hecho de que muchos buscadores solo se interesan en encontrar comodidad a su vida. Paz, felicidad, amor, salud, dinero; creando así un círculo vicioso de demanda a Dios.

 

Piensan que Dios es una red de farmacias, el gran doctor que todo lo cura y un gran rey (proveedor de todas nuestras necesidades).  Lo cierto del caso es que todo eso es verdad ¡Y MÁS AUN!).  El es la Mente omnipresente que abarca y penetra todas las cosas.

 

Mas la realidad es que nuestro paso por esta existencia tiene un propósito que va más allá que esa anhelada comodidad.  El Maestro Jesús nos dice: “Mas buscad el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Mateo 6:33.  Una cosa es segura: no podemos entrar en el “reino” por medios artificiales, truculentos o buscando atajo a la espiritualidad.

 

El reino de los cielos es la ruptura de los grilletes, de los condicionamientos y dependencias nuestras.

 

Debemos establecer un nuevo vínculo con Dios basado en el amor, ya que lo que más nos aleja de Dios es nuestra incapacidad para el verdadero amor.  La divinización de nuestro amor es lo que corta las amarras de la servidumbre (infelicidad, desasosiego, carencia y enfermedad).

 

El camino seguro es expresar todos los atributos del ser. Y para eso debemos despertar de este sueño sensorial en el que estamos inmersos.

 

Salimos gananciosos cuando cuidamos nuestras palabras, pues por medio de ellas activamos un poder que manifiesta para nosotros creación o destrucción en nuestro pequeño mundo.  Nos dice Charles Fillmore: “La mente es el único poder causativo. Por medio del poder de la Palabra la mente hace y deshace todas la leyes que gobiernan la vida personal”.

 

El viaje redentor es en dirección hacia dentro de nosotros mismos. Para realizar este viaje:

  • Tiene que ser consciente

  • Ha de ser voluntario

  • Es completa y absolutamente personal

 

Cuando encuentres tu ser verdadero, habrás encontrado Aquello de lo cual nunca te apartaste por más distante que pensaste estar de Él.

 

Indudablemente que Jesús nos dio algo más que panes y peces: Nos dio la posibilidad de que tengamos vida y para que la tengamos en abundancia. Juan 10:10.

 

¡Dios les bendice!

 

 

 

 

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos