JESÚS Y SUS DISCÍPULOS

01/05/2017

 

Reflexión:

¿Será por aquello de no echar vino nuevo en odres viejos que Jesús prefirió buscar como discípulos a gente del común, sin formación ni educación, incluso algunos de ellos pecadores, como Mateo que era un publicano o recaudador de tributos?

Los publicanos eran tenidos por pecadores públicos, se les comparaba a otros excluidos, cuyo contacto había que evitar, para no contagiarse. Eran aborrecidos y despreciados por la colectividad.

En Su época había “grandes sabios y conocedores de la ley”, pero Él hizo caso omiso a estos y buscó tierra fértil para esparcir la semilla del entendimiento. Justo, Él vino a enseñar la doctrina del amor,  mientras tanto los fariseos así como los saduceos y escribas, solo conocían de la ley para aplicarla al pueblo pero exonerándose ellos mismos. “Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas”. Mateo 23:24

Invitó a doce personas sencillas, aldeanos, convirtiéndolo en sus discípulos y dándole autoridad para sanar toda enfermedad y toda dolencia. Ellos serían luego sus Apóstoles. No había un principal entre aquellos, aunque muchas veces invitó a Pedro, Jacobo y Juan a un acercamiento más íntimo. Incluso, confirió cierta supremacía a Pedro, entregándole la llave del reino de los cielos.


¿Porqué luego interceptó a Pablo quien iba de camino a Damasco, precisamente a perseguir cristianos,  para hacerlo Su discípulo y Apóstol?

 

¿Sería que necesitaba a alguien con formación y cultura, dotado de una férrea voluntad y carácter? Pablo llegó incluso a amonestar a Pedro públicamente y a muchas de las iglesias en formación les escribió sus famosas epístolas (cartas) donde instruía y ponía orden doctrinal para mantener la pureza de las enseñanzas de su  Maestro.

 

Recordemos que Pablo en el terreno de la práctica se convirtió en el principal entre sus iguales, siendo el que le dio forma al cristianismo. Nadie aportó más que Pablo a la causa de Jesús. Sus viajes misioneros fueron épicos, con episodios de escasez, cárcel, naufragio y todo tipo de vicisitudes, llevando tan lejos el cristianismo como a Europa.

No obstante los otros Apóstoles se diseminaron por toda la geografía haciendo un papel evangelizador formidable, por lejanos e inhóspito lugares en nombre de Dios y la nueva religión.

 

¿Y tú, te sumas a estos prohombres llamados  discípulos?

 

¡Dios te bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos