A CÉSAR LO DEL CÉSAR

29/05/2017

 

Reflexión:

Nunca ha sido nuestro interés plantear cuestiones políticas en nuestro blog. Más bien nuestra disposición ha sido el de hacer opinión desde una óptica diferente abordando temas cotidianos enlazados con la infinita sabiduría del Maestro Jesús, a la luz de sus enseñanzas, como las interpreta Unity, dirigido a todo aquel que se sienta movido a leernos; pero como bien reza en la portada de nuestro sitio web lo que hacemos es periodismo espiritual y no se escapa cualquier tema que nos ayude a entender mejor nuestro complejo mundo que nos ha tocado vivir.

 

El Maestro Jesús no incursionó en política, aunque se vio tentado a hacerlo, según nos cuenta Mateo 4:8-9.

 

Pero Él estaba bien de acuerdo en la observancia de las leyes terrenales. A nuestro entender llegó a hacer una diferenciación entre César y Dios. (Lo terrenal y lo espiritual).

 

La figura del César hoy día sigue siendo tan onerosa como lo fue de antaño. Impone pesadas cargas de impuestos a los ciudadanos, retribuyéndose parte significativa de sus ingresos (incluso por adelantado) actuando con justicia (como la dama que la representa, delicada, pero con los ojos vendados y una espada para castigar al transgresor).

 

Lo malo es que el César moderno (igual que aquellos dioses de carne y huesos) permite que la dama justiciera mire por debajo de la venda para excluir a los suyos de tales medidas impositivas gracias a privilegios otorgados y poniendo a muchos en desventaja.

 

Son muchos los oportunistas que se suman y suben al tren; mercenarios políticos, religiosos inescrupulosos e intelectuales de pacotilla entre otros. Como dice el refrán “Dios los cría y ellos se juntan”.

 

Nuestro criterio es que debemos cumplir al César con nuestros ingresos, que habrían de devolvérnoslo en salud, educación e infraestructuras. Pero no debería haber ninguna excepción a la regla.

 

No está en nuestro ánimo condenar, sino más bien edificar, o denunciar esos actos dolosos y corruptos que es algo diferente.

Nos adherimos a lo dicho por Charles Fillmore que “el remedio para todo lo que parece injusto es la negación de condenar a otros o a nosotros mismos. De esta manera se permite que funcione la ley de curación y perdón de Cristo”.

 

¿Y tú, le das al César lo del César y a Dios lo de Dios?

 

¡Dios te bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

June 1, 2020

May 11, 2020

April 27, 2020

April 20, 2020

April 13, 2020

April 6, 2020

March 30, 2020

March 23, 2020

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos