¿GUERRA SANTA?

28/08/2017

 

Reflexión:

La violencia religiosa es un pandemónium que se ha expandido por las grandes ciudades y capitales del mundo. La religión del profeta Mahoma se ensaña contra Europa.

Preguntamos qué mueve a un religioso para practicar la violencia en su máxima expresión como método de reconocimiento, establecimiento, expansión y conquista de nuevos adeptos. Peyorativamente nos llaman infieles e inconversos.

 

Los musulmanes (Mahometanos) le llaman a esta cruzada violenta “guerra santa” o yijad.

Sabemos que en la redondez del universo todos los extremos se tocan. Entre la violencia y la paz solo existe una delgada línea divisoria. A 360 grados de la paz, ahí justo comienza la violencia.

 

Hace ya muchos, muchísimos años, los cristianos unidos alrededor del papado de Roma, alentados y auspiciados por la nobleza europea, partieron llenos de odio y fanatismo a la reconquista de la Tierra Santa (Jerusalén) que estaba en poder de los Árabes.

Estas cruzadas arrasaban a filo de espadas aldeas, pueblos y ciudades por donde pasaban, supieron aniquilar pueblos enteros, niños mujeres y ancianos y todo lo que tuviera vida, esto, en nombre de Dios, para ajusticiar a esos “infieles musulmanes”.

 

Se apropiaban de todos los bienes materiales de aquellos y violaban a las mujeres. Pero a diferencia de ahora no existían las redes sociales.

 

Más recientemente, hasta el año 1998, Belfast (capital de Irlanda del Norte) fue escenario de un conflicto armado interétnico sin igual, que provocó gran pérdida de vidas humanas, matándose católicos y protestantes por la supremacía de la ciudad (29 años de lucha intestina).

Entonces podemos ver que la violencia religiosa ha sido abanderada y una constante de las religiones.

 

Un hecho notable es que el cristianismo esencialmente promueve la paz y la justicia. Solo el delirio de grandeza de algunos líderes ha mancillado el mensaje de Jesús.

 

En cambio la Sharia (ley islámica) contiene algunos versículos que fácilmente se interpretan como promoción del odio, racismo y superioridad religiosa. La intolerancia religiosa solo promueve violencia y la violencia engendra más violencia.

 

Es justo aclarar que esos actos terroristas son responsabilidad de grupos subversivos que militan en el seno de la religión de más crecimiento y más adeptos del planeta (el Islam). Dícese auspiciado por la política e intereses económicos de los mismos países que están experimentando ese vandalismo religioso.

Es como “recibir una cucharada de su propia medicina”.

 

¿Y tú, eres exclusivo o inclusivo en tu religión?

¡Dios te bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos