DINERO

12/03/2018

 

 

Reflexión:

Casi todo el mundo piensa que tener dinero es una bendición de Dios. Esta creencia es mucho más arraigada en quien ya lo tiene.

Se piensa que es Dios quien da y quita el dinero. Incluso el pobre Job en medio de su dolor dijo”: “Dios me dio y Dios me quitó”.

Si hacemos un análisis concienzudo y lo acompañamos de un simple ejercicio, nos podemos dar cuenta que no siempre es así.

 

Los dictadores, los narcotraficantes, los políticos, los lobistas, los empresarios inescrupulosos, acumulan grandes fortunas que muchos logran “blanquear” como se le llama al proceso de introducir dinero mal habido al  sistema económico de un país.

¿Esto puede venir de Dios?

¿Es lícito usar la máxima maquiavélica de que “el fin justifica los medios”? 

 

Mas hay un detalle y es que ante la “justicia divina”’ que no es más que el compendio de leyes inmutables que gobiernan toda la creación no hay posibilidad de engaño o contubernio.

Hemos dicho y lo repetimos que el dinero en sí mismo no es malo ¡Es energía! Y la energía no tiene denominación.

 

El dinero es inocente, es puro, es limpio.

Lo que lo “ensucia” es la manera de adquirirlo.

Cuando es fruto de muerte, engaño, dolo, daño ocasionado a terceros, entonces se impregna de energía contaminada y créanlo, como dice el refrán “se vuelve sal y agua”.

 

Que sanen todas tus relaciones.

¡Dios te bendice!

Please reload

Entradas Destacadas

Seminario: Metafísica en la Biblia

May 9, 2019

1/10
Please reload

Entradas Recientes

November 11, 2019

October 23, 2019

October 29, 2018

October 22, 2018

October 15, 2018

October 8, 2018

October 1, 2018

September 24, 2018

Please reload

Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Síguenos