TUS HUELLAS MARCAN TUS PASOS




"ALGO DE MÍ"

Reflexión:

Tu backgraund vivencial va dejando una estala a tu paso que definen tus valores y tus creencias.

Hoy nos queremos referir al sistema monárquico, que surgió prácticamente junto con la civilización. A los monarcas y sus descendientes se les suele llamar “sangre azul” para distinguirlo del resto de la humanidad.

Son personas social y económicamente privilegiadas, de educación refinada y entrenados en el arte de la guerra, de la paz, economía, geopolítica y cómo gobernar.


Aunque en el pasado hubo reyes muy poderosos, que gobernaron casi todo el planeta conocido, y reyes absolutistas como el “Rey Sol” (Luis XIV de Francia), quien decía “el Estado soy yo”, hoy día solo quedan residuos de lo que una vez tuvo mucho esplendor.

Ahora parecen figuras desfasadas con suntuosas vestimentas del pasado, el pecho repleto de medallas, que solo sirven para engrosar su ego y que pueden incluso provocar risa.


Y es que no son sangre azul. Su sangre es tan roja como la nuestra.

Son humanos y mortales…Aunque la sociedad los trate como superiores, también tienen muchas miserias Humanas, como nosotros. Pueden estar llenos de pasiones, lujurias, codicias y deseos mundanos. Sin importar su estatus, alcurnia y palacios. Todas las cortes europeas han sido salpicadas por los tentáculos del escándalo y la corrupción. No ha habido una sola corte que haya salido ilesa.


Hubo uno que se autoproclamó rey cuando habló de que “Su reino no era de este mundo”. Nos referimos a Jesús el Cristo, quien no usaba corona (le pusieron una, pero de espinas) y su riqueza y suntuosidad fue (y es) su enorme potencial divino expresándose como hijo de Dios.

¿Y tú, reconoces el Reino de Jesús?


Que sanen todas tus relaciones.

¡Dios te bendice!


Entradas Destacadas
Entradas Recientes
Mantente actualizado. Suscríbete a nuestro boletín semanal

© 2015 Rafael Inoa

Síguenos

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle